Tengo que….
Tengo que…
Tengo que…

Llenamos nuestra vida con actividades que tenemos que hacer, con actividades que en realidad NO queremos hacer…

¡Qué desmotivante!
¡Qué frustración!
¡Qué cansancio!

¿Podemos cambiar el “me toca hacer” por “quiero hacer”?

Sí, si podemos.  Podemos aprender a mirar nuestras actividades desde otra perspectiva, y así sentirnos más alegres y motivados.

Al aprender a realizarlas desde el “querer hacerlas” nos nutre de energía y nos devuelve el poder a nosotros (en lugar de que este esté en la tarea).

Si estás hasta el cuello con tareas que sientes la obligación de realizar pero que realmente no quieres hacer, te recomiendo que veas este vídeo.

 

PS:
Si te gusta este vídeo, compártelo
Si crees que le es útil a alguien, envíaselo
Si quieres comentar o preguntar, hazlo en la sección de comentarios